jueves, 27 de diciembre de 2012

CLANDESTINO-OCULTO-CAPRICHOSO



CLANDESTINO-OCULTO-CAPRICHOSO


 ‘No me voy, de ninguna manera me voy a ir, no quiero, ¿Acaso pensaste que no tenía un plan de contingencia, un subsidio, un protocolo de emergencia, un escape, algo planificado para el caso de una crisis?’, se burla el adversario que hasta su retirada tenía prevista, para que solo fuese aparente, y ahí, escupe su veneno diciendo lo que va a hacer, ‘Si me tengo que ir, me voy, pero, no me voy, es solo aparente, porque lo que hago es pasar a la clandestinidad’.

 Lo mismo que el adversario, hacen los suyos en el mundo, así es que, por ejemplo en nuestro país, desde hace tiempo que la presidente satánica y tiránica que tenemos viene preparando su retirada aparente y su paso a la clandestinidad, pensar que no es nuevo, fue guerrillera, aunque también cómplice del proceso que la misma masonería organizó para dar muerte al estado.

 El paso a la clandestinidad se da por medio de la secta satánica llamada, ‘la cámpora’, notar como a sus miembros se les lava el cerebro, son fanáticos, odiosos, resentidos, capaces de hacer cualquier cosa, obran por dinero, con hambre y sed de poder. Se infiltran en organismo estatales y también en empresas privadas, luego también en colegios y adoctrinan a los niños y a la juventud. Tal organización, se parece a ‘la policía del pensamiento’, de la novela, “1984”.

 Guiando el ímpetu odioso y resentido, vengativo, dotando de un espíritu inmundo a tal organización, se encuentra otro ya condenado en el infierno que fue presidente dos veces y que vivía ajeno a la realidad hasta que despertó sorprendido por la revolución masónica del treinta, el golpe de estado financiado por standard oil, hoy chevrón, que es la misma que se adueñó de YPF, o a la que le fue entregada.

 Cuando regala computadoras a estudiantes, como en la novela distópica, “1984”, de G. Orwell, esta colocando ‘telepantallas’, en los hogares, dado que son para que reciban propaganda oficial. Notar que regalaron las mismas en lugares del interior del país donde ni siquiera hay electricidad, y donde hay muertes por desnutrición.


Lo que ocurre en el exterior, en el mundo, es similar a lo que ocurre en el interior

 Lo que ocurre en el exterior, en el mundo, es similar a lo que ocurre en el interior. Si no hay una verdadera conversión, la muerte, los vicios, el enemigo que tiene libre acceso, mutan, cambian, se mudan, ocultan, disimulan, y somos víctimas de la hipocresía, de lo que somos y queremos ser y hacer. Tenemos que entregarnos al Señor por completo, ser purificados de raíz, hasta la médula literalmente con fuego, con el Fulminante de Dios, su Amor Puro.

 Cuando Dios derrama Su Amor Puro, choca con lo mas impuro del alma, y es ahí que brota con violencia, ímpetu, rechazando al Señor, pero, es ahí donde debemos hacer un esfuerzo por amar a Dios, perseverar en la oración y en el amor, porque el orgullo se opone, queja y es lo que rechaza a Dios convirtiéndose en veneno, odio, salivazo hediondo en el Rostro Divino.

 Es algo involuntario, y es porque El Amor Puro duele, humilla, quema, es totalmente injustificado confundiendo neutro orgullo y aniquilándolo, nos deja en ruinas, nos reduce a polvo, nos humilla como nada, como nadie, ahí vemos que no merecemos ser amados, que somos lo peor de lo peor, iguales a aquellos de los que nos quejamos y a los que acusamos, ahí es que queremos castigo para otros como los demonios, suponiendo que Dios nos va a asistir, seguir o hacer caso, no viendo que Dios Ama, porque Es Amor, no porque haya mérito alguno, que quede confundido neutro orgullo y veamos que no somos diferentes a aquellos de los que nos quejamos y que veamos que somos igualmente amados por Dios, lo que implica que esos que queremos ver condenados, también lo son.

Simplemente tenemos que dejar de acusar, quejarnos, renegar, pelear, debemos abandonar esas obras malas de las tinieblas y empezar el tiempo en amar y en crecer en amor.

 El combate final puede compararse a lo que en la precitada novela, se llama, ‘Habitación 1-0-1’, donde cada uno se ve frente a frente con su miedo, y donde eligiéndose a sí mismo, odia a quien ama, lo rechaza, repudia y condena, con tal de salvarse de aquello que lo atemoriza.

 Acá es donde debemos confiar en Dios, perseverar en la oración, negarnos hasta la muerte y eligiendo, queriendo Que Se Haga Su Voluntad en todo y en todos, amarlo a Él, a nosotros mismos y al prójimo como a nosotros.

 Solos sucumbimos, nos perdemos, perecemos en la habitación previamente mencionada, caemos en la muerte, nos cerramos al amor, no obedecemos a Dios. Ofrenda de amor total, verdadero a Dios somos cuando renunciamos por completo a nosotros, incluso, en el combate final donde muchos se van, que es cuando El Señor pregunta como a sus discípulos, “¿También ustedes desean marcharse?”.

 Algunos lo hacen directamente, otros son mas hipócritas, así como también, hay muchos ciegos que creen elegir a Dios cuando en realidad se le oponen, pues en el vacío y la desolación final, se confunde la Voz de Dios con la del adversario y es muy duro el combate.

(Si presiona ‘g+1’ abajo, o si comparte lo leído, ayuda a que se difunda y aproveche a muchos).

viernes, 21 de diciembre de 2012

ODIAR SIEMPRE FUE MALO, Y LO SEGUIRÁ SIENDO



ODIAR SIEMPRE FUE MALO, Y LO SEGUIRÁ SIENDO


 Esas personas que vemos o tenemos como culpables, son las que el adversario nos incita a odiar, sus caras nos son representadas como el enemigo, nos dice que debemos odiarlas, acusarlas por todo, aborrecerlas, y vendrían a ser como el personaje, ‘goldstein’, de la novela distópica de G. Orwell, “1984”.

 Dicho personaje, era un traidor al gobierno dominante que era presentado como, ‘el enemigo número uno’, del pueblo, un peligro, y al que se enseñaba a odiar con justicia, como si fuese la causa nacional y como si estuviese bien odiarlo, mientras que se imponía que se adore al personaje, ‘gran hermano’, el que representaba el gobierno, un semi-dios capaz de todo y fuente e todo bien y lo bueno.

 En nuestro interior, ‘goldstein’, vendría a ser esa persona contra la que guardamos rencor, mientras que el personaje, ‘gran hermano’, sería nuestro ‘yo’, nosotros mismos, y es la muerte-orgullo la que nos lo hace ver así, diciendo que nos defiende, protege, auxilia, se preocupa por notorio, mientras que en realidad, lo que hace es dominarnos, someternos, esclavizarnos, obligarnos a producir mas y mas odio, veneno, rencor, deseo de odiar, y deseo de ser adorados, con lo que seguimos construyendo la muerte en el corazón.

 Odiar siempre ha sido malo, y lo seguirá siendo, que parezca bueno, justo o conveniente según las circunstancias, es diferente, pues es apariencia, no ha mudado la sustancia, no ha cambiado la naturaleza de las cosas. En el mismo sentido, que la mentira sea generalizada, no quiere decir que haya pasado a ser verdad, si era mentira, sigue siendo mentira.

 Tenemos que aprender a perdonar, a amar, a ir mas allá, ‘per-dón’, es decir, mas allá del don, mas allá de la justicia, de lo debido, porque el amor es mas que justo, incluso, si lo miramos racionalmente, es injusto, y es por ello que es amor verdadero.

(Si presiona ‘g+1’ abajo, o si comparte lo leído, ayuda a que se difunda y aproveche a muchos).

viernes, 14 de diciembre de 2012

GUERRAS, ENGAÑOS Y TRAICIONES



GUERRAS, ENGAÑOS Y TRAICIONES


MENTIRAS POR DOQUIER REESCRIBEN LA REALIDAD

 Escuchamos las sugerencias infernales, tanto en nuestro pensamiento, como por los medios de comunicación, difusión, etc., que lo ayudan a lavar cerebros y a modificar conductas, así como a inventar una interpretación o apreciación de al realidad mentirosa ordenada a hacer moverse a las almas en determinada dirección.

Como ejemplo de manipulación de masas, considerar que, si ocurren dos hechos y uno solo sale en las noticias, prácticamente el otro no sucedió, nadie se entera salvo unos pocos afectados o involucrados, y con el correr del tiempo, la historia es eso que quedó registrado, y que también, pudo haber sido difundido como mas fuese conveniente a quien controla los medios de comunicación. Esto no es otra cosa sino lo que ya escribió G. Orwell en su novela distópica “1984”, donde describe como el ministerio de la verdad en realidad se encarga de la mentira.


COMO ES EN EL INTERIOR, ES EN EL MUNDO

 El engaño es total, y es porque somos mentirosos, orgullosos, presuntuosos, queremos creer la mentira, no buscamos la Verdad, no queremos esforzarnos, sacrificarnos, no queremos creer en Dios, buscar Su Palabra viva, ni queremos amarlo a Él, de manera que estamos prisioneros en nosotros mismos, sometidos por eso que se ha generado, producido, lo que ha surgido, y que puede manipularlo el adversario en su favor, porque reclama poder, autoridad, dado que es su mismo espíritu y él es cabeza de todos los rebeldes desamorados y sin Dios y sin verdadero amor a Él.

 Esta realidad interior nefasta, ciega, orgullosa, mentirosa donde somos esclavos, es la misma de las naciones, donde grupos oscuros adquieren el poder, asumen el control, dominan mintiendo, y son grupos sediciosos, subversivos, resentidos, orgullosos, ambiciosos, nefastos, son satánicos, pertenecen a sectas donde se consagran a satanás y donde van sufriendo transformaciones, desapropiándose de sí, volviéndose instrumentos del adversario dóciles en sus garras, respondiendo a sus planes de dominación, a su deseo de tener un reino-imperio en el mundo.

 Así como en el interior del corazón, si estamos sucios, nos domina el orgullo, la maldad, el deseo de venganza, la muerte, en el interior de una nación, reinan-imperan almas nefastas, consagradas a satanás que comparten sus vicios, corrupciones, ambiciones, perversiones, etc., es decir que tienen su espíritu, o mejor, en las que su espíritu domina, reina e impera.

 Tal situación, lo que hace es que el pueblo sea dominado, sometido, así como cada uno es dominado y sometido en su interior por la muerte, porque una nación viene a ser como una persona, es decir, es un conjunto de almas, pero, son como células de un mismo cuerpo, y así, si en el interior de las almas de una nación hay vicios, muerte, corrupción y éstas son dominadas por eso, luego, se refleja en la realidad de esa nación que tiene gobernantes satánicos.


REMEDIO

 Entonces, lo malo que generamos, gestamos, mantenemos, defendemos, sostenemos y no cesamos de alimentar en el interior, es lo que nos domina, somete, esclaviza y odia, es el orgullo, que es la ausencia de Dios, porque es amor propio y falta de amor a Él, y consecuentemente es presencia-reinado del desolador, satanás.

 Eso mismo multiplicado por todas las almas a lo largo de la historia de un país, es lo que se halla dominando, gobernando, sometiendo, imperando, y en el mismo sentido, es lo que domina e impera a nivel mundial.

 Así como nuestro orgullo, que es rebeldía, amor propio, presunción, engaño, es lo que tenemos en contra de Dios, se nos vuelve en contra dominándonos por medio del miedo y del terror, grupos y asociaciones nefastas, oscurantistas, satanistas, dominan las naciones, y mas allá de éstas, dominan el mundo, porque todo es reflejo de lo que es el interior de cada uno.

 Primero tenemos que ser libres en el interior, en el corazón, luego, por esa pureza, llegará la limpieza, El Paso Libertador del Señor, y se verán modificadas las autoridades en lo nacional, y luego, será lo mismo a nivel general.

(Si presiona ‘g+1’ abajo, o si comparte lo leído, ayuda a que se difunda y aproveche a muchos).