jueves, 31 de octubre de 2013

RUSIA Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL



RUSIA Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

 Desgraciadamente desde hace siglos las cosas en el mundo no suceden por casualidad, sino que son el fruto de un ordenado plan de conquista y sometimiento dirigido desde las tinieblas por satanás mismo y ejecutado entre sombras por sus adoradores, los masones sionistas y toda su intrincada red de poder.

 Decir que es cosa solo de humano lo que ha sucedido y sucede, así como lo que vendrá, es incoherente, la humanidad no tiene la astucia para realizar tales cosas, y mucho menos la capacidad, se nota la acción de satanás dirigiendo, disponiendo y diciendo lo que se debe hacer, el problema es que siempre ha encontrado adoradores, siervos, colaboradores, súbditos, etc., realizando lo que ambicionaba para obtener su control de la creación.

 Lo que hemos conocido desde hace tiempo como ‘el nuevo orden mundial’, es la expresión material del reinado espiritual de satanás, es la realidad que refleja como éste ha prevalecido en las almas y por éstas en el mundo logrando que Dios sea echado-desechado.

 Actualmente transitamos un tiempo en el que muchos creen que se hace justicia porque asistimos a la caída-hundimiento-implosión de estados unidos, y en el mismo contexto, quienes conocen la gravedad y peligrosidad del nuevo orden mundial, suponen que el surgimiento de rusia y del BRICS es una especie de salvación.

 Muchos movimientos nacionalistas que hicieron tronar la alarma contra el imperialismo sionista ejecutado por sus dos brazos, inglaterra ocultamente y estados unidos visible y groseramente, suponen que es justicia y salvación lo que esta sucediendo, sin embargo, nada mas alejado de la realidad ni mas contrario a la verdad.

 Sabemos por lógica y experiencia que, quienes sirven a satanás adorando el oro y desesperándose por el poder, primero provocan la necesidad, y luego ofrecen la solución, pues eso que dan como remedio y que no es mas que veneno, no hubiese sido aceptado normalmente, coherentemente, de ninguna manera.

 Es la lógica del anticristo, provocar una crisis para poder dar como solución lo que en realidad es un verdadero problema.

 Es ante esto que nos encontramos en el mundo, el hundimiento, la implosión y el desmembramiento de estados unidos, es la crisis provocada por quienes utilizaron ese buque para conquistar el mundo y ahora lo hunden para deshacerse de lo vetusto y reemplazarlo por algo nuevo.

 El hundimiento o implosión de ee. uu., y su posible desmembramiento, es la crisis provocada por los dueños del mundo al servicio de satanás para presentar como salvación lo que en realidad es perdición.

 El BRICS es acogido por muchos como la solución, la salvación, pero en realidad es el reemplazo preparado de antemano, el BRICS es el nuevo orden mundial, no es ninguna salvación, ni es algo mejor que estados unidos, al contrario, es peor como supervisor mundial.

 Ejercía estados unidos la función de supervisor y policía, garante del orden, hacía por la fuerza y rápido lo que inglaterra no hacía porque empleaba otro método, la astucia, el tiempo, la guerra de desgaste y las revoluciones. La función de supervisor mundial ejercida por ee. uu., va a ser reemplazada por rusia.

 Ya con una crisis política se hundió la imagen de estados unidos y su líder presentándolos como tiranos, a la vez que se realzó la imagen de rusia y su líder como si se tratase de orden y salvación, la crisis siria no fue mas que la presentación, una puesta en escena, y por otro lado, la guerra ahí continúa, sigue habiendo miles de muertos.

 De un modo mucho mas tiránico y violento va a ejercer rusia la supervisión del orden mundial, porque al efecto se ha alzado, para eso fue levantada, y siempre con el áurea hipócrita de bondad, justicia, orden y porque no, igualdad, fraternidad y libertad.

 La función que va a ejercer es reconstruir lo que fue previamente derribado, arruinado y estropeado, pero lógicamente, mas allá de su discurso embustero y seductor no va a ser en provecho de nadie mas que de unos pocos.

 La rusia que da vueltas por el mundo conquistando mercados para sus fabricaciones de armas y sus negocios petroleros y gacíferos, no es un pueblo real que haya surgido triunfante de la dominación-opresión del caído régimen soviético, es la oligarquía rusa surgida luego de la implosión y desaparición misteriosa de la unión soviética.

 Los mismos que realizaron la revolución en el ’17, antes de fin de siglo, cuando la unión soviética cumplió su misión al servicio de la masonería, la hundieron e hicieron desaparecer, es decir, de la misma manera que la hicieron aparecer, la hicieron desaparecer, simplemente porque era nada, algo construido ad-hoc, y acabada la circunstancia que le dio origen, se hizo necesario acabarla también.

 Un ejemplo es la ley por la que desean justificar el castigo de no solo los que se les opongan considerándolos ‘terroristas’ como hizo y hace estados unidos, sino que también, a familiares, amigos, conocidos y vecinos de éstos. Simplemente considerar que siempre para las potencias opresoras son terroristas quienes se oponen a sus intereses, incluso quienes ellas mismas inventaron e hicieron surgir antes, como sucedió con bin laden.

 Notar que, todos los que hicieron hace un tiempo sonar la alarma sobre el nuevo orden, están siendo reclutados y controlados por rusia al efecto de participar en la campaña de hundir a estados unidos y presentar a rusia como salvación.

 Notar que al hablar del nuevo orden mundial, por lo general todos se quedan en el pasado, no avisan ni denuncian lo venidero, que el nuevo orden es el BRICS.

Leer:

LA MARCA DEL ANTICRISTO:

LA MARCA DEL ANTICRISTO, 2da Parte:

LA MARCA DE LA BESTIA Y SUS MISTERIOS:


¿QUÉ SUCEDE EN ARGENTINA?:

INGLATERRA, AMANTE-REINA DEL SIONISMO:

SECRETO DE LA TERCERA GUERRA MUNDIAL, EL MESÍAS DE ISRAEL: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/10/1152-secreto-de-la-tercera-guerra.html

1181.- REY DE ANDINIA, DÉCIMO ANTICRISTO:

¿QUÉ PASÓ CON EE UU?:

¿QUIÉN SERÁ EL MESÍAS DE ISRAEL?:

EL ANTICRISTO INTERNACIONAL COMPLETO:

EL ANTICRISTO INTERNACIONAL DEFINITIVO:

RUSIA Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL:

MISTERIO DE LA VERDADERA FELICIDAD



MISTERIO DE LA VERDADERA FELICIDAD

 Como no practicamos la verdadera humillación, acabamos por convertirnos en rastreros que se humillan infernalmente buscando aceptación, reconocimiento y adoración.

 La verdadera humillación es aquella en la que admitimos que no podemos solos, que necesitamos de Dios y por ello, nos esforzamos por buscarlo, por discernir Su Voluntad, y luego, nos sacrificamos para colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe en nuestra vida.

 Como no amamos a Dios, no le prestamos atención y no lo obedecemos, nos condenamos a practicar la humillación de los orgullosos, aquella en la que buscamos la aceptación, el reconocimiento y la adoración de otros, la humillación en la que nos convertimos en miserables desamorados, corruptos y viciosos que no saben ni quieren hacer otra cosa mas que pensar obsesiva y exclusivamente en sí mismos hasta la desesperación e histeria, volviéndose por ello, demonios.

 Deseamos continuar sosteniendo y defendiendo el orgullo, seguimos mintiéndonos y engañándonos, por ello es que seguimos sin buscar a Dios, sin discernir Su Voluntad y sosteniendo la fantasía de que somos dueños de nuestra vida.

 Si realmente queremos crecer, evolucionar y alcanzar una verdadera felicidad, debemos aprender a pasar por el mundo como espirituales, lo que implica amar a Dios, lo que significa discernir Su Voluntad y esforzarse-sacrificarse para obedecerla colaborando en Que Se Haga-Reine-Triunfe.

 Sin entrar en comunión con Dios, sin entrar en su Reino, no vamos a conocer felicidad alguna, pues la Verdadera Felicidad Es Dios mismo y si lo rechazamos mientras deseamos conservarnos a nosotros, lo único que podemos conocer-tener es vacío, desolación, ausencia de Dios, tristeza, angustia, y todo lo que ahí se genera como desesperación, obsesiones, histerias, etc.

 Entramos en El Reino de Dios creciendo, evolucionando, madurando, despegándonos de la tierra, desapegándonos de nosotros mismos, o sea, amando a Dios, y amamos a Dios cuando lo obedecemos. Comprender acá porque muchos se pierden en el mundo buscando falsas alegráis para solo acabar de comprobar que, con cada satisfacción, son mas infelices que antes.

 Esa amargura debería servirles de advertencia, llamado de atención, tendrían que reconocer que solo desperdician su vida de una manera irrecuperable poniendo en riesgo también su eternidad. Es real inmadurez renegar de Dios, desobedecerlo, dedicarse a cultivar el orgullo y a generar una jactancia inútil en la que buscar adoración, reconocimiento y aceptación del mundo, suponiendo que tal cosa libera del miedo.

 Irremediablemente, si no queremos amar a Dios, no vamos a conocer la Felicidad, y no es castigo de Dios, es consecuencia, porque Dios mismo Es La Felicidad. Si buscaos una felicidad momentánea, efímera, terrena, nos engañamos, solo obtenemos cierta alegría, la que no deja de ser pasajera y nos mueve como a adictos a tratar de conseguirla de cualquier manera para salir del aplastamiento, abatimiento y hundimiento en el que el alma se encuentra.

 Si el alma no es pura, si no ama a Dios, no se eleva, permanece en tierra, o aun mas abajo de ésta, entonces, conocemos el vacío y la desolación, las tinieblas propias de ahí abajo, padeciéndolas y padeciendo también a los que ahí se encuentran, mandonean y reinan.

 Solo la pureza permite al alma elevarse, y al elevarse es que entra en Dios, en Su Reino-Espíritu, pero si el alma no comienza por lo básico, por amar a Dios, por aceptarlo, va a continuar siendo impura, muerta, pesada, voluminosa y por ello va a continuar hundiéndose en sí y en el mundo, perdiéndose de esta manera en el abismo.

 Si el alma no es pura no se eleva y no es pura porque no ama a Dios como es debido, y no elevándose, no puede conocer otra cosa mas que tinieblas, vacío y desolación, sufrimientos, tormentos, etc., incluso aunque haga lo posible por conseguir la felicidad en la tierra y por sus propios medios.

Leer:

LOS REINOS DE LA CREACIÓN Y SUS HABITANTES:

miércoles, 30 de octubre de 2013

ALMAS REDUCIDAS A POLVO Y CENIZAS



ALMAS REDUCIDAS A POLVO Y CENIZAS

Introducción
INGLATERRA, AMANTE-REINA DEL SIONISMO

 ¿Quién hace el trabajo sucio del sionismo?, inglaterra.

 En el mundo dominado por los bancos e instituciones financieras por medio de las organizaciones secretas de la red masónica, que ha venido a ser como un reino oscuro y siniestro, el lugar del rey es ocupado por el sionismo, y el lugar de la reina es ocupado por inglaterra.

 Por supuesto que el dominio que ejercen es tiránico, despótico, absolutista, irracional e infernal, no hubo autoridad alguna fuese virtuosa, menos aun cuando acceden al poder de manera oscura y oscurantista, construyendo el reino de satanás en el mundo.

 Siempre inglaterra estuvo invadiendo todas las naciones del mundo, tanto directa como indirectamente, siempre sembró división, guerra y destrucción, es mas que conocida en el orbe su estrategia de formar guerrillas y grupos antagónicos haciendo que una facción se pelee contra otra y así ellos recién invadir cuando se han aniquilado recíprocamente.

 Lo que siempre hizo fue estudiar minuciosamente el país del que deseaba posesionarse, ver las divisiones internas, su historia, cultura, etnias, idioma, religión, etc., y en base a esa trabajo de inteligencia, forma facciones antagónicas, financia a grupos enfrentados para lograr que se peleen entre sí. Es el viejo, ‘divide y reinarás’, o el también conocido, ‘siembra la división entre tus enemigos’.

 Logrando que aquella nación que desea invadir se divida, que sus habitantes se peleen entre sí, organizando, entrenando y financiando a las distintas facciones, desde afuera logra hacer prevalecer a una u otra según su conveniencia geopolítica, y después, logra que se debiliten al estar dividas y en guerra.

 El paso siguiente es la invasión. Otra cosa que es común que hiciera, es buscar al enemigo mas fuerte, luego reunir a todos los opositores y hacer que se enfrenten, surgiendo el segundo como fuerte al derrotar al primero, y lo mismo hace posteriormente contra éste y así hasta aniquilar todo  dividir, atomizar y diezmar todo.

 Prácticamente no hay nación que no haya invadido, no hay nación que no haya destruido, a lo largo de la historia ha sembrado la destrucción en derredor del mundo.

 Su orgullo es haber conquistado, destruido, aniquilado, saqueado, pirateado, etc., en derredor del mundo no quedando nada sin corromper, sin destruir, aniquilar, estropear, en definitiva, no hay nada que no haya tocado, y todo lo hizo al servicio de la masonería, los bancos, entidades financieras, para que el sionismo obtuviese su reino anhelado.

 Puede decirse que el orgullo de inglaterra es haber conquistado el mundo, pero visto en realidad, esa conquista consiste en haber destruido el mundo, haberlo corrompido material, moral, psicológica y espiritualmente.

 Simplemente considerar de donde han surgido las modas, tendencias y reformas socio-culturales que han afectado a las naciones del mundo, todo es producto de la guerra socio-cultural llevada a cabo por inglaterra a través del instituto tavistock y organizaciones similares.

 La ecología, el movimiento ecológico-egológico internacional con su sacerdocio iniciático criminal, greenpeace, es producto del servicio de inteligencia inglés, y por supuesto que la defensa de la ecología es solo la máscara o pantalla, la realidad es que solo se dedica a combatir el desarrollo en países del tercer mundo, a impedir que progresen, que desarrollen tecnología, fábricas e industrias.

 Se especializan en combatir el desarrollo de la tecnología nuclear alegando que contamina, sin embargo pareciera que en inglaterra no contamina, solo en los países del tercer mundo es contaminante y peligrosa para el medioambiente. La realidad es que la tecnología nuclear produce energía eléctrica barata, la base para el desarrollo industrial, y eso es lo que no quieren.

 Por otro lado es su objetivo también, imponer la adoración a la naturaleza, la creación, cosa que también se enseña en la escuela, en cine, televisión y todo medio de difusión, arrastrando a las almas impiadosas y desprevenidas al culto a satanás, la práctica de la new age, y al ejercicio del agnosticismo.

 Si se observa, inglaterra no hizo nada útil o bueno en la historia, su orgullo es destruir, conquistar, aniquilar, conquistar, someter, humillar, estropear, corromper. Su comportamiento es como el de herodías, cuñada de herodes, promiscua prostituta que hace cualquier cosa por obtener poder, incluso acostarse con un cerdo.

 Como reina dispone del poder del rey, se dedica a realizar su trabajo mientras éste solo se hunde en vicios, perversiones, depravaciones y abominaciones. La verdad es que es esclava de los caprichos  ambiciones del rey que se dedica a satisfacer.

 Es esclava porque quiere, jamás tuvo voluntad propia, jamás hizo cosa buena alguna, solo se entregó a hacer cualquier cosa con tal de obtener dinero, poder, control, como lo hacen las prostitutas que se cuelgan-adhieren a algún idiota rico y famoso solo para acceder rápido a la fama, el dinero y el poder, pero no pasan de ser unas prostitutas, lujosas, caras, pero prostitutas al fin.

 Carece de voluntad propia, de vida propia, de fines propios, porque hizo de la ambición su fin y aspiración, no reconociendo límite alguno. Como esclava, esclaviza, como destruida que es, destruye, como arruinada, arruina, es la que va sembrando la peste por el mundo.

 Se ha convertido en fuente y origen de la ruina de la humanidad y del mundo, la reina de la muerte, la madre de la muerte eterna, encarnación de la muerte, causa del fin del mundo, de destrucción de la creación.

 En definitiva, es esclava de su ambición, si hubiese elegido ser una nación, una potencia incluso, no se habría convertido en la prostituta de sión, y justamente, una de las acepciones de la imagen del Apocalipsis, la prostituta o ramera, hace referencia a inglaterra y su acción a través de la historia.

 De mas esta mencionar su acción en nuestro país, simplemente notar que las invasiones gloriosamente rechazadas por el pueblo Argentino, no fueron sino el comienzo de su intervención nefasta en nuestra historia. La revolución de mayo la hicieron ellos por y para sus fines después de haber sido derrotados militarmente. El pronunciamiento de urquiza luego de bloquear y perseguir a Rozas, la constitución masónica del ’53. el golpe de estado del ’30, la revolución del ’55 luego de la guerra sin cuartel contra el Gnl. Perón, a la par que su dominio económico oculto persistió siempre.

 Finalmente observar el accionar de la guerrilla en los ’70 que estaba siendo aplastado e impedido hasta que sucedió el golpe de estado inglés-masónico del ’76, el que, por supuesto no fue para combatir la guerrilla, esa fue la excusa, notar que desde entonces la guerrilla casi exterminada antes del golpe, subsistió hasta gobernarnos desde hace años.

 Con el golpe inglés-masónico del ’76, comenzó ‘el proceso de reorganización nacional’, o sea, el proceso en el que definitivamente hundieron a la Argentina en el nuevo orden mundial, primero destruyeron el estado, luego la nación, y siempre con el colaboracionismo interno, de embusteros, chantas y farsantes que en nuestro país, como prostitutas, por dinero, fama y poder, hicieron cualquier cosa, incluso, vender su alma al diablo.

 Lo que sigue en nuestro país, es lo que hicieron siempre los ingleses en el mundo, y lo que continúan haciendo, la división, secesión, notar como han formado grupos de supuesta defensa de derechos humanos, grupos de presos adiestrados en tiro diurno y nocturno, grupos indígenas que nunca existieron...

Leer:

EL PARTIDO INTERNACIONAL:

SECRETO DE LA TERCERA GUERRA MUNDIAL, EL MESÍAS DE ISRAEL: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/10/1152-secreto-de-la-tercera-guerra.html

1181.- REY DE ANDINIA, DÉCIMO ANTICRISTO:

¿QUÉ PASÓ CON EE UU?:

¿QUIÉN SERÁ EL MESÍAS DE ISRAEL?:

¿QUÉ SUCEDE EN ARGENTINA?:

Capítulo I
ESCLAVAS DEL ANTICRISTO

 Nos autodestruimos, nos provocamos la ruina actual y eterna, es elección propia, por mas que el adversario, satanás, y los que lo adoran y sirven en el mundo directa e indirectamente colaboren, y mucho, somos nosotros mismos los que elegimos la ruina.

 Elegimos la ruina porque renegamos de Dios, nos oponemos a Él, prescindimos de su Revelación, la impedimos, combatimos, y encima, nos sentimos orgullosos y satisfechos de ello.

 Dios Es la Vida, si impedimos a Dios Que Se Revele, estamos privándonos de Vida. No lo notamos, nos parece algo sin importancia, pero la verdad es que no deja de producir efectos, los que, cuando llegamos a notarlos, ya es tarde, la ruina se ha vuelto inevitable.

 Efectos de renegar de Dios, de oponernos a Su Voluntad y de prescindir de Él, son muchos y variados, el peor, el primero, principal, esencial, es la muerte del espíritu, tenemos un espíritu muerto, de orgullo, amor propio, presunción, jactancia, pavoneo, arrogancia, etc., pura mentira, autoengaño, una fantasía que solo nosotros vemos, una ficción de la que caemos víctimas.

 Somos víctimas de la propia mentira, de esa ficción que inventamos porque vemos lo que queremos ver, lo que deseamos, o lo que el adversario quiere que creamos, de manera que, estamos pudriéndonos en vida mientras nos esforzamos por creer que nada malo ocurre, con el agravante de corre el tiempo y eso se vuelve crónico e inevitable.

 De repente conocemos el descontrol, la furia, vemos que no nos soportamos ni siquiera a nosotros mismos, no nos aguantamos, y es porque la muerte ya ha bajado del espíritu al alma, tenemos un alma viciosa, corrupta, desamorada, deforme, pesada, una peste caprichosa insoportable.

 Arde en deseos de satisfacción, pero no se sacia nunca, sin embargo, insiste en saciarse, conformarse, satisfacerse, tratando con odio, desprecio, menosprecio y humillando a todos, queriendo creer que es alta, superior, importante, cuando la realidad es que se ha convertido en apestosa, repugnante, pestilente, abomínale, una montaña de pus, un abismo de abominación.

 El alma podrida en vida, mientras se halla de paso por el mundo, es como un cuerpo llagado, descompuesto, como ver a un cadáver en avanzado estado de descomposición caminando que va perdiendo pedazos de su ser abominable y putrefacto a cada paso pestilente que realiza sobre la faz de la tierra.

 Esa podredumbre, muerte, pestilencia que del espíritu separado de Dios pasó al alma, se contagia finalmente al cuerpo que acaba por enfermarse, deformarse, termina por adoptar la imagen y semejanza del alma, sus abominables deformaciones y enfermedades.

 Ahí recién las almas comienzan a pensar que algo sucede, recién entonces suponen que andan mal, cuando se ha vuelto visible e inevitable, cuando la podredumbre hizo estragos en el espíritu que ya ha desaparecido y en el alma que se ha vuelto abominable, que se ha convertido en un demonio andante.

 En los hechos se vuelve evidente aquello que las almas no han querido ver, creer, comprender, lo que se esforzaron por negar y ocultar, ignorar y disimular, esa peste abominable que en el fondo han llegado a ser cuando eligieron apartarse de Dios.

 El problema es que aun así continúan las almas esforzándose por no ver lo evidente y por creer la mentira, quedando definitivamente atrapadas en sus fantasías, enredadas en sus mentiras y sometidas al adversario, enterradas y perdidas en la muerte eterna, con el agravante de no querer salir porque dicen que están bien, o que tal vez surgirá un solucionador, un salvador humano que les dará y procurará todo bien, quedando entonces esclavas del anticristo.

Capítulo II
ESCLAVOS Y SIERVOS INCONDICIONALES MIENTRAS SE PUDREN EN VIDA

 Por una rebeldía contra la Voluntad de Dios, se infiltra el adversario en nosotros y se mete imponiéndonos por una guerra oculta de dominación y control que acabemos por renegar de Dios, incluso creyendo que aun somos fieles.

 Todos tenemos pequeñas rebeldías contra Dios, son defensas, protecciones, falsas seguridades que nos tomamos por las que tratamos de prevalecer sobre Él, en las que buscamos imponernos, dominarlo y someterlo.

 Esto se debe a la falta de fe, a que nos domina y somete el miedo, a que prevalece en nosotros la preocupación por sí, el vacío-abismo, la falta de amor, o sea, el orgullo-amor propio.

 Es el fruto de una inmortificación, de no sacrificarse, no renunciar, de elegirse a sí mismo antes que a Dios, de amarse a sí mas que a Él.

 Si hiciésemos el esfuerzo por buscar la Voluntad de Dios y por combatir toda rebeldía contra Él, realizando sacrificios reales de la voluntad para colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe la Voluntad Divina en nuestra vida, iríamos limpiándonos, purificándonos, iríamos permitiéndole a Dios Salvarnos, corregirnos, rectificarnos, sacarnos del abismo de la egolatría y presunción miedosa que encubren y disimulan la infernal preocupación por sí.

 Una simple rebeldía u oposición contra Dios nos deja expuestos a satanás, el primer rebelde, el rey de la rebeldía y nos entierra en tinieblas, en la muerte eterna, nubla el entendimiento y acaba por determinar la voluntad, dado que, entrando el adversario en nosotros por esa rebeldía, hace lo que se le ocurre.

 Entra por esa rebeldía, oposición, falta de confianza, miedo, preocupación y falsa seguridad que nos procuramos, comienza a infiltrarse hasta llegar a llenarnos con su humo-orgullo, que no es otra cosa que amor propio, miedo, preocupación por sí, una inversión o contradicción que lleva a pensar en sí en todo momento de manera enfermiza haciéndonos la contra.

 Eso prevalece en el interior, se impone, nos domina y controla, entonces, perdemos el control de nuestra vida mientras que, orgullosa y soberbiamente presumimos de ser dueños de nosotros, nos resistimos a aceptar la realidad, a ver que otro dispone a su gusto y nos hace hacer o no hacer para satisfacerlo a él.

 No hace notar satanás su dominación sutil, solo controla, manipula, se adueña, pone argollas, frenos, ganchos, cadenas, sogas, etc., y como a marionetas nos hace danzar desde las sombras al compás de sus caprichos, para que realicemos sus obras, para que le procuremos satisfacción a él.

 Notar que esto mismo lo hace la masonería dentro de las naciones, se infiltra y las somete obligándolas a que le procuren satisfacción a ella, y lo mismo hace inglaterra al servicio de la masonería en el mundo.

 Si queremos librarnos del dominio del miedo, de ser esclavos de esa infiltración satánica en el alma, debemos extirpar la rebeldía contra Dios, dejar de defendernos tonta y cobardemente contra Él, porque Él no es el enemigo, satanás es el enemigo que lo tenemos adentro.

 Si no remediamos la rebeldía contra la Voluntad de Dios, no vamos a ser libres, vamos a llamar ‘libertad’ al libertinaje vicioso, a la rebeldía contra Dios desatada y descontrolada en la que acabaremos por pudrirnos en vicios, corrupciones, depravaciones y abominaciones.

 Si no queremos ver la realidad, vamos a continuar esforzándonos por ver y defender la mentira, por seguir manteniendo esas falsas seguridades, las rebeldías contra Dios en las que surge como fermento en una herida supurosa y pestilente, el orgullo, la presunción, la fantasía, realidad virtual en la que queremos encerrarnos viendo la mentira, comiendo la mentira, escuchando la mentira, volviéndonos uno con ella, sus esclavos y siervos incondicionales mientras acaban de pudrirse en vida.

Capítulo III
EL INFIERNO AHORA Y PARA SIEMPRE

 Teniendo alguna rebeldía u oposición a Dios, algo en lo que orgullosamente prevalecemos sobre su Voluntad, estamos admitiendo a satanás en el alma, le permitimos que se infiltre y nos llene con su abominable espíritu de orgullo, egolatría y rebeldía a Dios miedosamente egoísta.

 Por supuesto que infiltrándose en el alma comienza a combatir la Presencia de Dios, el amor que le damos, la atención que le prestamos, entonces, pronto comprobamos que Dios nos resulta problemático, pesado e insoportable, que aquello que hacíamos con gusto con y por Él, ya se vuelve un tormento.

 Deberíamos advertir la infiltración satánica, el control que va a adquiriendo satanás sobre el alma, pero, como solo y siempre pensamos en nosotros mismos, nos resulta mas cómodo y conveniente acabar por despreciar a Dios, renegar de Él y dedicarnos a satisfacernos, pensar en nosotros y a conformar el orgullo.

 Si se infiltra satanás y comienza a estar en nosotros, es decir, si comenzamos a cultivar la rebeldía contra Dios, el orgullo, la egolatría, etc., es natural que sintamos aversión hacia Dios, rechazo hacia Él y todo lo que lo represente, luego, cualquier excusa es conveniente para escupir el veneno que rebalsa en nuestro ser putrefacto.

 Acá es donde atacaron al Señor durante La Pasión, donde las almas sucias, abominables, inmundas y deplorables, llenas de orgullo e impurezas, esas almas inconversas, lo atacaron en su Paso Libertador en vez de defenderlo como a Su Rey Señor, demostrando de esta manera que habían elegido a satanás como rey y señor.

 Lo mismo ocurre en estos tiempos de tinieblas, vacío y desolación, las almas apestan, rebalsan, supuran orgullo, veneno, podredumbre, amor propio, por ello odian descontroladamente, sin freno ni razón, sin límite alguno, se ven desbordadas por esa peste que han generado en su interior y es así que odian, y con especial sádico gusto a Dios y a todo lo que lo represente.

 Como antes, las almas buscan cualquier excusa para escupir el veneno que rebalsa en su ser pestilente, repulsivo, desahuciado, vomitivo, repugnante, ellas eligieron permanecer en la podredumbre, guardar rencor, no amar, no perdonar, no limpiarse, no purificarse, no dejarse Salvar por Dios, apegándose a lo que las carcomía y acabó por convertirlas en verdaderos demonios sobre la faz de la tierra.

 Hoy Dios es odiado, El Señor es rechazado, perseguido, condenado, etc., revive Su Pasión Místicamente, porque aquello que hicieron en su Cuerpo Bendito en Su Primer Paso por el mundo, lo hacen ahora contra Su Espíritu en éste, Su Segundo Paso o Revelación, dado que, como antes, las almas combaten demoníacamente la Revelación.

 Las almas son idiotas por elección propia, presumen de perfección y solo se han convertido en vanidosas que se autodestruyen. No quieren comprender las infelices que están combatiendo la Revelación de Dios, entonces, están impidiendo la Segunda Venida del Señor, están rechazando al Señor.

 Si hacen tal cosa, por mas que digan representar o servir a Dios, están sirviendo a satanás, pues al único que le conviene y le va bien si se impide la Revelación es a satanás, a nosotros, simples humanos, nos va mal, muy mal, como es lógico y simple de deducir, dado que estamos echando a Dios, estamos condenando a Su Enviado, y encima, nos sentimos orgullosos, satisfechos y conformes por ello.

 Cada uno en su vida se dedica al orgullo, la presunción, los vicios y las perversiones, abominaciones y corrupciones, todo lo deformamos, estropeamos, cambiamos, subvertimos, entonces, no hacemos otra cosa mas que las obras de las tinieblas, obras malas de la oscuridad, las obras de satanás.

 Estamos privándonos de Dios, manifestamos que deseamos pasar por el mundo y entrar en la eternidad misma sin Dios y como rebeldes a Él, entonces, ¿Qué es lo que decimos que queremos ser?, unos malditos demonios, hijos de satanás, herederos de judas, la misma abominación de la desolación.

 Impidiendo la Revelación de Dios estamos echando a Dios de la vida y nos estamos abismando en el infierno, por ello, por mas que nos sintamos satisfechos, no vamos a conocer otra cosa que el vacío y la desolación, el infierno mismo ahora y para siempre.

Capítulo IV
NO VEREMOS MAS QUE RUINA Y DOLOR

 Si tenemos una rebeldía contra la Voluntad de Dios, tenemos una puerta abierta para satanás, el que, por supuesto, entra, accede y comienza a trabajar para formar algo peor que una posesión, busca obtener una dependencia-adicción a él donde controlar el alma y usarla para satisfacerse en sus ambiciones, perversiones, depravaciones, abominaciones, etc.

 Somos nosotros los que elegimos ser rebeldes contra la Voluntad Divina. En parte somos rebeldes por herencia, es el efecto del pecado original, pero somos responsables porque no lo remediamos, porque pudiendo buscar la Obediencia a Dios, continuamos eligiendo ser rebeldes y desamorados.

 El problema es que no solo dejamos que continúe creciendo y fermentando la rebeldía contra Dios en el interior, sino que le añadimos vicios, perversiones, abominaciones, corrupciones, etc., tanto conocidas como por conocer, entregándonos al vacío y a la desolación, a la gran ausencia de Dios.

 Mas grave aun es que, faltando Dios, fingimos que lo tenemos, inventándolo a gusto, haciéndolo según la conveniencia y teniendo a satanás en su lugar, adorándolo a éste, sirviéndolo y obedeciéndolo, para terminar totalmente enredados y confundidos con nuestro antiguo enemigo, el homicida de la humanidad, satanás, el cerdo infernal.

 Como no buscamos la Voluntad de Dios, no la discernimos, terminamos creyendo manipulados por el adversario, convencidos por su mentira, que obramos bien cuando lo hacemos por cuenta propia, movidos por el miedo, dominados o controlados por el orgullo y dedicados al amor propio.

 Así es que terminamos por convertirnos a satanás arrastrados por su espíritu de rebeldía-orgullo-miedo-amor propio que tenemos adentro, incluso mientras decimos y aparentamos servir a Dios, seguir al Señor o pertenecerle, como les ha ocurrido a los fariseos, maestros de la ley, escribas, saduceos, etc., en el tiempo del Primer Paso del Señor por el mundo.

 Por supuesto que lo que va a combatir como a la peste cuando satanás se infiltra por medio de su espíritu de rebeldía contra la Voluntad de Dios en nosotros es el amor a Dios, de ahí que sugiera pensamientos de desconfianza, de miedo y preocupación, a la vez que tales sentimientos nos los hace padecer porque son propios de su espíritu ya infiltrado en nosotros.

 Así es que, enredados, confundidos, nos manipula, arrastra e impone que le demos o procuremos satisfacción, que nos dediquemos a él y terminemos por rechazar a Dios, repudiarlo, pero siempre creyendo que es por nuestra conveniencia, que es algo justo, debido, bueno, necesario, etc.

 Los tontos somos nosotros que nos dejamos convencer, que renegamos de Dios y no buscamos Su Voluntad, que no hacemos un esfuerzo por discernirla y le negamos el Santo Sacrificio del amor donde debemos renunciar a la voluntad propia para colaborar en Que la Voluntad de Dios Se Haga-Reine-Triunfe en nuestra vida.

 Al final terminamos fundidos con el adversario porque nos va transformando a su imagen y semejanza, es decir, nos va destruyendo, aniquilando, nos vuelve nada y menos que nada como es él, un poco de olvido de Dios, polvo y cenizas, una verdadera abominación desoladora.

 Como lo mismo ocurre en el mundo, estamos en la abominable desolación anunciada, una gran ausencia de Dios, verdadero olvido y negación de Él, falta de fe, falta de amor, de verdad, vida, etc., mientras que la perversión, la abominación, la destrucción y la corrupción avanzan a pasos agigantados.

 Deseamos aun continuar negando la verdad mas que evidente, seguimos queriendo ver la mentira y hacemos un esfuerzo inútil por creerla, defenderla y perpetuarla, privándonos de esta manera de Dios y entregándonos a la perdición irremediablemente, pues mientras continuemos separados de Dios, nos autoconsumimos y los enemigos pueden continuar devorándonos, de manera que no veremos mas que ruina y dolor.

Capítulo V
DIOS NO DICE LO QUE QUEREMOS ESCUCHAR

 No podemos defendernos contra la mentira y el engaño de satanás, contra su espíritu maldito por cuenta propia, solos no podemos hacer nada, debemos echar el orgullo a tierra, recordar lo que dijo El Señor a los apóstoles, “Sin Mí nada pueden”.

 Queremos creer y demostrar luego para convencernos y convencer, que todo lo podemos, que solos obramos bien, pero no vemos que es así como alimentamos el orgullo y nos mentimos mientras prescindimos de Dios y renegamos de Él.

 Ahí estamos generando rebeldía, le abrimos la puerta a satanás para que se infiltre y para que nos siga mintiendo, de manera que hasta hay quienes creen que es humildad rendirse culto a sí, ser fiel a sí mismo, a la propia idea, volviéndose fanático que acaba por apagar y extinguir toda Revelación en su obsesión por lograr la perfección de su dedicación a sí mismo, a su imagen-orgullo.

 Considerar entonces acá, un buen ejemplo de un mal ejemplo, uno de los dos papas que conviven en la iglesia, uno de los dos líderes sectarios que se ha convertido en ególatra orgulloso y se rinde culto a sí mismo queriendo contagiar esa egolatría narcisista infernal imponiendo al mundo que religión es practicar la teología marxista de la liberación, el racionalismo y el materialismo mientras que el discurso es propio del dragón infernal en el que se ha convertido para seducir, engañar y arrastrar a las almas a la perdición eterna.

 Construimos una imagen falsa de nosotros mismos volviéndonos fanáticos de lo que somos y hacemos, pues insistimos con esto en ser aceptados, adorados, obedecidos, servidos, tomados en cuenta y eso lo hacemos porque buscamos ser despreciados, desechados, rechazados, etc., lo mismo que le hicimos previamente a Dios.

 Esperamos cosechar algo diferente a lo que le hicimos a Dios, pero es una tontería, no vamos a obtener mas que lo que hemos sembrado, y como hemos apagado su Revelación, vamos a conocer el vacío y la desolación, el mismo desprecio, rechazo, repulsión, etc., dado que, se cosecha la siembra, cada uno tiene lo que es, lo que hace, y no lo que dice, finge y hasta cree ser y hacer.

 Nos engañamos a nosotros mismos queriendo ver lo que deseamos ver, pero eso no muda la naturaleza de las cosas, no cambia la realidad, solo construye ficciones en las que nos volvemos ególatras consumados, unos verdaderos desamorados que no saben ni quieren hacer otra cosa mas que preocuparse por sí mismos siempre.

 Tropiezo, dificultades y reveces, son para que comprendamos que solos no podemos, que necesitamos de Dios, que no podemos continuar prescindiendo de Él, son por y para nuestro verdadero bien, para que no sigamos dedicándonos inútilmente al orgullo, a hacernos adorar, a encerrarnos en nosotros mismos negándonos a amar a Dios en verdad rindiéndole culto a la imagen que construimos sin Él, al anticristo, al desolador.

 No aprovechamos las dificultades para adquirir algo de humildad, al contrario, las usamos para corrompernos y depravarnos mas, para rebelarnos mas aun contra Dios y para continuar prescindiendo de Él dedicándonos al orgullo, cultivando el amor propio, entonces, confirmamos una vez mas que la Revelación de Dios la usamos para caída y no para Resurrección, y no es culpa de Dios.

 El Señor Se Ha Revelado, ha intervenido o Pasado por nuestra vida para que conozcamos El Camino, para que lo busquemos y sigamos, para que le pidamos el Pan Vivo diario que recibimos solo en una verdadera comunión espiritual con Él donde permitimos y admitimos Su Revelación-Paso-Venida.

 Si no seguimos al Señor, si no discernimos Su Voluntad, inventamos algo que llamamos ‘religión’, ‘culto’, ‘espiritualidad’, etc., pero no es otra cosa mas que ocultismo, egolatría, satanismo práctico, es decir, narcisismo en el que las almas le rinden culto a la imagen-personalidad, esa máscara por la que desean ser vistas, aceptadas, reconocidas y adoradas, la que consideran su salvación en el mundo.

 No vemos con claridad lo que Dios Revela, simplemente porque no lo queremos ver ni oír, hacemos fuerza para rechazarlo, repudiarlo y continuar prescindiendo de Él, dado que lo que Él dice, esta plenamente claro y es mas que evidente, nosotros lo vemos oscuro porque Dios no dice lo que queremos escuchar, no dice mentiras, dice la Verdad.

 En vez de defendernos contra la mentira, estamos defendiéndonos contra la Verdad, ¿Tiene eso sentido?.

Capítulo VI
¿QUIÉN GANA SI NO QUEREMOS DEJAR DE RENEGAR CONTRA DIOS?

 Esa resistencia u oposición a Dios donde queremos creer que somos fuertes, es donde nos estamos debilitando simplemente porque nos separamos de Dios para convertirnos en esclavos de las manipulaciones y engaños satánicos.

Estamos orgullosos y satisfechos de ser fuertes contra Dios, no viendo que no es otra cosa mas que una presunción, un engaño, una verdadera enajenación en la que nos convertimos en delirantes de orgullo y soberbia, unos ególatras desamorados miedosos que quieren creer la mentira para huir del miedo.

 Debemos rendirnos ante Dios, aceptar que lo necesitamos, que sin Él no podemos vivir, dejar de mentirnos, engañarnos y de esforzarnos por creer la mentira, el error, el engaño en el que satanás nos quiere enterrar para mantenernos aparte de Dios, olvidados de Él y opuestos para devorarnos, destrozarnos, corrompernos y usarnos, poniéndonos al servicio de su obra de destrucción del mundo.

 Notar que, cuando somos rebeldes contra Dios en algo, entra el espíritu satánico en nosotros y sentimos una gran furia, descontrol, los vicios pequeños e insignificantes se multiplican, cobran fuerza y vigor, es como si hubiese en el alma pequeños focos de incendio y de repente se echase combustible, todo explota, el fuego se multiplica, el ardor angustiante y desesperante de querer prevalecer aumenta y terminamos hechos una furia.

 Los vicios que no hemos querido limpiar, purificar, aquello de lo que no nos dejamos corregir y Salvar por El Señor, cuando se produce la gran desolación que asola en estos tiempos la creación, se ven potenciados, multiplicados y acaban por convertirse en descontrolados, entonces, terminamos sumidos en el vacío y la desolación, en una gran hoguera de autodestrucción.

 Ahí estalla la furia, el furor incontenible, descontrolado, el alma se retuerce como un trapo de piso y salta como un resorte a destrozar, destruir, arruinar, porque la furia la domina, controla, o mas bien, la descontrola volviéndola instrumento de satanás.

 Ahí la persona ya no se soporta ni siquiera a sí misma, y mucho menos acepta o soporta a otros, encendiéndose en furia, llenándose de furor y desbordándose de maldad, odio y deseos de destrucción, no pudiéndose controlar o limitar, porque su voluntad ha pasado a ser absolutamente mala, se halla fundida con la del adversario y es la de éste, simplemente porque la ha admitido-aceptado y éste sin límite puede manifestarse-revelarse, puede obrar por medio de ella en el mundo.

 Así es que el alma realiza cosas que ni se hubiese imaginado, se siente orgullosa de su pretendida omnipotencia, dice no tener miedo, pero solo siente furia, furor, maldad, odio, abominación, aversión, deseos de destruir, estropear, arruinar, no pudiéndose controlar ni limitar.

 Al final, acaba consumida, reducida a polvo y cenizas, pues realmente se ha encendido en furia y ésta la ha consumido, destrozado y aniquilado a ella mientras se dedicó a destruir y arruinar a otros.

 Una vez que se consuma la furia, no queda mas que polvo y cenizas del alma, dolor, sufrimiento, angustia, vacío y desolación, y los dolores son indescriptibles mientras ésta yace arrastrándose y gimiendo por el fondo del abismo y su cuerpo arruinado y deforme apegado a la tierra como un maldito gusano.

 Si sentimos tormentos, padecimientos, en vez de darnos a la furia descontrolada donde destruimos a otros autodestruyéndonos, debemos remediar la situación, tenemos que empezar a buscar a Dios, extirpar la rebeldía, dejar de oponernos orgullosamente a Él, porque nadie se salva solo, todos necesitamos Un Salvador, todos necesitamos a Dios. Si no necesitásemos al Salvador, Dios no lo hubiese Enviado.

 Considerar que, como satanás estamos tratando de conseguir por la fuerza lo que no hemos podido obtener de otra manera, estamos dedicándonos a una venganza personal, peleando furiosos contra Dios y todos, huyendo de fantasmas, suponiendo que nos defendemos o prevenimos, queriendo creer que construimos una defensa, no viendo que nos estamos hundiendo, autodestruyendo, perdiendo.

 Al obrar de esta manera, el que esta tratando de obtener por la fuerza lo que caprichosamente quiere y ambiciona, es satanás, y lo hace por medio nuestro convirtiéndonos en cómplices-esclavos, cosa que obtiene porque no queremos dejar de renegar contra Dios.

Capítulo VII
DESTROZA EN VIDA A LAS ALMAS

 Aquello que debemos y no hacemos en comunión con Dios, terminamos haciéndolo instintivamente sin notarlo, y en absoluta rebeldía y oposición a Él, acabamos por ponerlo al servicio del adversario y éste se beneficia irremediablemente para nuestra ruina.

 Lo que Dios nos da y no se lo devolvemos poniéndolo a su disposición, lo usamos por y para el orgullo, lo empleamos para hacernos amar, adorar, ver, servir, aceptar, reconocer, etc., convirtiéndonos por ello en colaboradores del adversario, en sus cómplices esclavos fieles que encima creen servirse a sí o hacer un bien a otros.

 Queremos creer que asumiendo el control de nuestra vida vamos a ir por buen camino u obtendremos algo bueno, justo, necesario o conveniente, demostrando de esta manera que somos unos rebeldes desconfiados miedosos que obran por presunción.

 Solo queremos creer que somos mejores que Dios, que obramos mejor que Él, que Él se equivoca y que nosotros tenemos razón, y el adversario nos dice que es así, de manera que nos alzamos rebeldes, llenos de orgullo y presunción para rechazar a Dios, no viendo que es de esta manera como satanás consigue lo que quiere, y encima, somos nosotros los que hacemos su trabajo.

 Simplemente debemos vencer el miedo, dejar de oponeros a Dios, dejar de querer imponernos a Él y de tratar de prevalecer, porque eso no es lo que nos da seguridad, sino al contrario, es la causa de la inseguridad.

 Notar que estamos dedicados a la provocación, el desafío, la tentación, no hacemos otra cosa mas que expresar rebeldía, caprichos, como los adolescentes, renegamos contra Dios y todos, convirtiéndonos en furias descontroladas que se autodestruyen irremediablemente.

 No queremos observar la realidad, deseamos continuar viendo la mentira, entonces, nos sentimos orgullosos, presumimos de vanidades y acabamos enterrados en tinieblas, convertidos en polvo y cenizas, vueltos a imagen y semejanza de aquel al que estamos siguiendo en realidad aun cuando decimos que seguimos a Dios, satanás, completamente engañados y ajenos de la realidad, encerrados en la fantasía y drogados con soberbia-mentira.

 Considerar que, cuando nos procuramos satisfacciones, saciamos vicios y ambiciones, lejos de llegar a estar realmente saciados o vernos satisfechos, nos encontramos mas vacíos que nunca, y eso se debe a que hemos abandonado a Dios, nos apartamos de Él hundiéndonos en el abismo desolado de su ausencia que hemos provocado en el interior que quisimos tener desamorado.

 De ahí es que proceden angustias, tristezas, nostalgias, depresiones, desesperaciones, histerias, etc., todas esas enfermedades del alma que no hacen mas que manifestar la muerte que la anega, sofoca, estrangula y destroza dejándola reducida a polvo y cenizas, a un cúmulo de olvido de Dios.

 Lo verdaderamente importante siempre lo dejamos de lado perdiendo el tiempo al dedicarnos a vanidades, a cultivar el orgullo y ahogarnos en amor propio, en esa deformidad pestilente en la que nos convertimos renegando de Dios.

 Lo verdaderamente importante es amar a Dios, buscar Su Voluntad, obedecerlo, aceptarlo, recibirlo y entregarnos a Él, cosa que hacemos al discernir Su Voluntad y renunciar a la propia para colaborar de esta manera en Que Se Haga-Reine-Triunfe la Divina Voluntad en nuestra vida y en el mundo.

 Continuamos perdiendo en vanidades, o peor, en aquello que nos arruina, estropea y condena, seguimos dedicándonos a lo que no sirve y encima, sintiéndonos orgullosos de eso no viendo que es de esta manera que prescindimos de Dios eligiendo el infierno para ahora y para siempre.

 Como tontos seguimos rechazando a Dios solo porque no es importante o porque no sirve para hacerse adorar en el mundo como por miedo, preocupación por sí y vicio queremos, entonces, tenemos lo que merecemos, padecemos la ausencia de Dios donde satanás puede hacer lo que se le ocurra sin límite destrozando en vida a las almas y no solo con su consentimiento, sino también con su entera colaboración.

 Así es como reduce a las almas a polvo y cenizas, a nada y menos que nada a su imagen y semejanza, haciendo lo que quiere, obteniendo lo que desea, su venganza contra Dios, la satisfacción de sus caprichos, hacerse adorar en el lugar de Dios y destruir a las almas mientras consuma la versión infernal y antagónica de la Unión Hipostática tanto en las almas, como en el mundo, pues ocupa el lugar de Dios.

Leer:

LA RUINA DE LA HUMANIDAD (parte 1ra):

http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/09/la-ruina-de-la-humanidad.html

LA CAÍDA DE LA HUMANIDAD (parte 2ra):

LA CAÍDA DE LA HUMANIDAD (parte 3ra):

“1984”, SE CUMPLE HOY, (Donde Orwell no llegó):


ALMAS REDUCIDAS A POLVO Y CENIZAS:

IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD: