sábado, 8 de julio de 2017

PARA ENTENDER BIEN JUSTICIA Y MISERICORDIA



PARA ENTENDER BIEN JUSTICIA Y MISERICORDIA


1.-


 La Misericordia de Dios es la Revelación-Don de su Hijo, Jesús, El Señor.

 En Él esta la Verdad y la Vida, en Él tenemos la capacidad de ser liberados, sanados, purificados, santificados, resucitados, redimidos, salvados, etc.

 Él lo hace todo, Él lo puede todo, sin embargo, requiere nuestro consentimiento y colaboración, sino el Don de Dios queda afuera, inerte, cae en el vacío y volvemos a Dios inútil mientras nos esforzamos en autodestruirnos solo por alimentar el ego y generar orgullo.


2.-


 Comprendiendo esto, ¿Qué es la Justicia de Dios?, es simple de deducir.

 Es la ausencia del Don de Dios, la ausencia de su Hijo, y consecuentemente, el imperio de la mentira, la muerte, la corrupción, etc.

 Cada cual hace lo que quiere, como y cuando quiere.

 Es cada uno librado a su surte, encerrado en su delirio corriendo a su condenación eterna por un camino de corrupción autodestructiva.

 Es cada uno haciendo esfuerzos constantes para corromperse, arruinarse, deformase, desnaturalizarse, des-crearse.

 Las personas quieren creer que eso esta bien, que se trata de lo que sienten, gustan, desean y disfrutan, sin embargo, se niegan a ver que es donde se corrompen, autodestruyen, transforman en demonios y sumergen en la perdición eterna.


3.-


 Para colmo de males, está el falso profeta que dice que todo eso que siempre fue malo, de repente ha pasado a ser bueno por la excesiva ‘misericordia de Dios’, una alquimia demoníaca.

 El falso profeta viene a confirmar a las almas en el error, en la mentira, en el camino de perdición, corrupción, autodestrucción, autodegradación, de des-creación.

 Les dice lo que desean escuchar, que no tienen que corregirse, que no deben renunciar a sí, que no deben hacer sacrificio alguno, como si se hubiese habilitado una puerta ancha al cielo cuando siempre tuvo puerta estrecha, y como si el camino fácil no llevara ya al infierno.

 Notar que insiste como todo mentiroso en su mentira para lograr ser creído. Incluso hasta pareciera creer las mentiras que dice al servicio de satanás, inventor y maestro de la mentira.

 Notar que exagera lo que sostiene volviéndose ególatra narcisista, verdadero extremista, real fanático de su imagen falsa para la que anda mendigando atención, aceptación, reconocimiento y adoración.

 El falso profeta habla de misericordia cuando nos hallamos en la Justicia de Dios, cuando padecemos su ausencia y el reinado de la mentira-muerte.

 No insiste en la verdadera misericordia, jamás dice que hay que corregirse renunciar a la mentira, sacrificar el ego-orgullo, dejar esa asociación-dependencia-adicción a los demonios.


4.-


 Que cada uno considere lo que hace, porque el que se miente a sí mismo pretendiendo engañarse y buscando justificarse en su corrupción-abominación, está suicidándose espiritualmente y corre al abismo eterno.

 No elegir a Dios ahora, es predisponerse a no tenerlo jamás.

 El que elige permanecer en la mentira y se justifica apegándose a las mentiras del falso profeta, podrá llegar a creer la mentira, podrá constituirla en una momentánea realidad, pero eso jamás llegará a ser Verdad, y por ello, no prevalecerá.


5.-


BERGOGLIO, EL DEMOLEDOR FINAL Y LA HORA DE LOS LAICOS:

EL ANTICRISTO Y LA SEGUNDA VENIDA DE JESÚS:

BASTARDEO DE LA MISERICORDIA Y PECADO CONTRA EL ESPÍRITU SANTO:

BERGOGLIO, UN PAPA “POLÍTICAMENTE CORRECTO”, PERO ESPIRITUALMENTE INFERNAL:

LA MUJER VESTIDA DE SOL Y EL DRAGÓN ROJO, SIGNIFICADO:

LAS RELIGIONES Y “1984” DE G. ORWELL:

TODAS LAS RELIGIONES SON IGUALES, Y ALGUNAS, MAS IGUALES QUE OTRAS:

SI SE QUEDAN ADENTRO, VAN A TENER QUE OBEDECER AL QUE REINA AHÍ:

EL GRAN HERMANO UNIVERSAL, BERGOGLIO ALIAS ‘FRANCISCO’:

TRES DÍAS DE TINIEBLAS-JUSTICIA DE DIOS-ÁNGEL EXTERMINADOR:

NO SE PUEDE SERVIR A DOS PATRONES A LA VEZ, (Mt 6, 24), por eso, o seguimos a Jesús, El Señor, o siguen a bergoglio el traidor:

PEDRO ROMANO:

LA MENTIRA MAS GRANDE DEL MUNDO: Bergoglio, alias “Francisco”:




No hay comentarios:

Publicar un comentario